sábado, 27 de junio de 2009

Paraísos fiscales, la gran evasión

Gran parte de la riqueza mundial está oculta en paraísos fiscales sin pagar impuestos.

Actualmente existe 72 paraísos fiscales en el mundo, en 1960 eran siete, lo que da idea de su proliferación en unos años. Son generalmente pequeños países en las que hay más bancos que cualquier otro comercio y donde nadie pide explicaciones al que quiere abrir un depósito financiero, es suficiente con una dirección de correo.

La peculiaridad de estos depósitos es que están totalmente exentos de pagar impuestos, lo que atrae a las grandes riquezas de todo el mundo. Se calcula que más de ocho billones de euros permanecen ocultos en los paraísos fiscales sin que sus propietarios paguen ni un céntimo al erario público de sus respectivos países.


Documentales online en DocumaniaTV.com



En plena crisis económica, lo injusto de esta situación se ha hecho más evidente para los grandes mandatarios.

Más allá de las fronteras de la legalidad, los expertos coinciden en que el uso de los paraísos fiscales para la evasión de impuestos, se ha convertido en uno de los mayores atentados éticos contra la redistribución de la riqueza de un mundo en crisis. Ahora parece que tienen los días contados.

Lo primero es dedir qué es un paraíso fiscal y cómo se beneficia una persona o empresa de estar o ser residente de un paraíso fiscal. El truco no está siempre en pagar menos impuestos o en ocultar dinero, sino que a veces las ventajas de estos lugares son, además de las dichas, que no regulan los movimientos o que permiten la formación de sociedades no permitidas en los países de origen. La práctica más común, no obstante, es traficar con mercancías por el mundo entero sin ganar nada, y añadir de golpe todo el beneficio al paso de esa mercancía por el lugar que menos paga.
El propio concepto de paraíso fiscal es tan difuso y tan controvertido que no existe una lista de paraísos fiscales unificada, ya que cada país u organización aplica sus propios criterios de valoración.

La lista más conocida es la efectuada por la OCDE u Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La lista de paraisos fiscales según la OCDE en 2010 era la siguiente:

Belize
Cook, Islas
Liberia
Marshall, Islas
Montserrat
Naurú
Niué
Panamá
Vanuatu

Durante el año 2009, la OCDE redobló su presión sobre los territorios incluidos en la llamada “lista gris” y que según su consideración no habían implantado suficientemente los estándares de transparencia fiscal. Se exigió un mínimo de 12 convenios firmados para poder abandonar la lista de paraísos fiscales. Muchos países se han comprometido desde entonces y algunas de las jurisdicciones más clásicas como Gibraltar, Monaco, Liechtenstein, Guernsey, Jersey, la Isla de Man o San Marino han podido abandonar la “lista gris”. También lo han hecho las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas (BVI), Turks y Caicos, Antigua y Barbuda, Bahamas y Samoa, entre otros.

La OCDE además ha creado un grupo llamado “otros centros financieros” y que a 2 de julio del 2010 incluía todavía a Brunei, Costa Rica, Guatemala, Filipinas y Uruguay.
Al final, lo que sucede es que países con normas fiscales más favorables y más secreto bancario no aparecen en la lista y salen otros que han ideo mejorando sus leyes.

Fuente: DocumentosTV, fraudefiscal

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada