martes, 23 de junio de 2009

¿Es internet el Gran Hermano?

Si Orwell se levantara de su tumba y se encontrara con 200 millones de personas colgando sus fotos en Facebook... volvería a meterse corriendo en el sepulcro y se encerraría a cal y canto. El autor de 1984 y artífice del omnipresente Gran Hermano seguramente no entendería nada: aquello que él describió como una contrautopía, es para nosotros el pan de cada día.

Documentales online en DocumaniaTV.com



Facebook ha sido uno de los grandes inventos de los últimos años. Nació para el reencuentro de antiguos amigos y ya tiene 200 millones de usuarios activos -la mitad de ellos entran a diario en esta red- de todos los rincones del planeta. Además, cada uno tiene una media de 120 amigos y en total se consumen nada menos que 3.000 millones de minutos al día de forma global. La 'adicción' a Facebook es clara en España, donde el número de usuarios ha superado los 6 millones y crece de forma espectacular: ahora es 20 veces mayor de lo que era hace apenas 18 meses, cuando se lanzó la versión española de Facebook. La marcha de esta red social parece imparable.



Parece que todo el mudo está “enganchado” a la red social, y no solo los más jóvenes, también compañeros de trabajo, amigos, familiares, vecinos… Facebook ha conseguido extenderse por el mundo entero; su incluencia es tal que los más jóvenes no conciben cómo eran las cosas "A.F.": Antes de Facebook. Son muchas las cosas que se pueden hacer en Facebook: buscar viejos conocidos, hacer amigos, intercambiar información, compartir fotografías y vídeos, chatear…

Pero vale la pena detenerse a reflexionar: ¿son las redes sociales un ojo vigilante al que nos sometemos voluntariamente?

Facebook con 200 millones de usuarios diarios representaría la quinta ´nación´ más poblada del mundo. Eso nos deja como resultado que los adinerados propietarios del Facebook tiene en sus manos los datos de 200 millones de personas. Y no hablamos sólo de la dirección y el teléfono, sino también "de rutinas y costumbres".



Ha llegado el momento de "aprender a gestionar nuestra identidad digital". Esto es, desde leerse las condiciones de uso de las páginas en las que nos registramos (algo que muy pocos se toman la molestia de hacer) hasta poner las restricciones que consideremos necesarias a la hora de permitir que los demás vean nuestros datos.

El perfil en Facebook te puede dar o quitar un empleo


El 57% de los españoles admite realizar búsquedas de información personal en la Red a través de Google, YouTube o diferentes redes sociales, para encontrar información sobre nuevos amigos, pareja o incluso sobre los aspirantes a un puesto de trabajo. Las redes sociales se han convertido en una “herramienta habitual” de los departamentos de recursos humanos (RRHH) de las empresas en el proceso de selección. Así, las empresas pueden acceder a los perfiles publicados por los candidatos (como fotos, comentarios o detalles de su vida personal) y encontrar información que repercuta, positiva o negativamente, en el proceso de selección. Cuidado con la información, imágenes, enlaces… que pública en sus perfiles de las diferentes redes sociales. Los datos que en ellas cuelga podrían valerle para conseguir trabajo… pero también para ser descartado en un proceso de selección. La clave es dar solamente los detalles que se quiera mostrar abiertamente. Un consejo muy recomendable es el de pensárselo bien antes de colgar algo muy confidencial. Se recomienda mantener el perfil de Internet en un tono sobrio y quizás no publicar las últimas fotografías de una fiesta alocada u otro material gráfico comprometedor. Tales descuidos pueden perjudicar la impresión que se deja en un potencial empleador. Una de las razones de rechazar un candidato es si el empleador encuentra fotografías "provocativas” o información que sugiera que el o la solicitante bebe de manera exagerada o consume estupefacientes. Con todo, la causa de rechazo puede ser algo tan insignificante como que el solicitante se expresa mal en su perfil.

Y es que cada vez más empresas acuden a Facebook u otras redes antes de contratar a un candidato. De hecho, según el estudio, por ejemplo en España Según un informe, el 13,3% de las empresas españolas reconoce que busca información en Internet sobre los posibles candidatos, lo que sitúa a este país ibérico cabeza de Europa por delante de mercados como el alemán, el inglés o el francés.


Fuente: facebooknoticias.com, documaniatv.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada